FLACIDEZ DE PAPADA Y CUELLO

Con el paso del tiempo toda persona presentará algún grado de flacidez cutánea en la cara, papada y cuello, se debe a la pérdida de tensión de los tejidos que sostiene la piel por la disminución en cantidad y calidad de las fibras elásticas, colágenas y reticulares de la zona afectada. Por suerte la medicina estética ofrece alternativas no quirúrgicas diseñadas para atenuar la caída de la piel a través de la estimulación de los fibroblastos con HIFU.

 El HIFU es “Ultrasonido Focalizado de Alta Intensidad “, un sistema de ultrasonido que actúa focalizadamente en tres planos anatómicos a 1,5mm, 3,0mm y 4,5 mm por debajo de la piel (la emisión de ultrasonido viaja atravesándola sin dañarla por lo que no requiere anestésico local) para desencadenar un proceso de regeneración tisular mediado por los fibroblastos, el ultrasonido emitido en cada disparo aporta altas temperaturas (puntos focales de lesión previamente seleccionados) causando inflamación y a partir de allí, el organismo inicia un proceso de reparación tisular, formando tejido nuevo, con el consiguiente beneficio qué se reflejará paulatinamente en una piel más tensa, luminosa y rejuvenecida. 

En un plano mas profundo de la cara se conecta la dermis con el SMAS (Sistema Musculo Aponeurótico Superficial), cuando el punto focal impacta en ese nivel anatómico se producirá una reacción de retracción, alisando inmediatamente la superficie de la piel y generando un punto de partida de producción de nuevas fibras de colágeno.

En definitiva, tras la administración del HIFU se desencadena una respuesta de reparación de la zona tratada, lo que resulta en una producción de nuevas fibras elásticas, colágenas y reticulares que al compactarse gradualmente, desde el plano más profundo hasta el plano más superficial, lograrán disipar/rellenar las arrugas (tratamiento antiaging) de la cara, papada y el cuello.

Objetivos del tratamiento con HIFU:

1.- Retrasar la aparición o detener el empeoramiento de la flacidez cutánea que empieza desde la juventud.

2.- Reducir la flacidez cutánea instalada en las mejillas, zona de la papada y cuello alto, ya instaladas consiguiendo mejorar el aspecto del ovalo facial.

3.- Las arrugas permanentes de las zonas frontal, patas de gallo y periocular no suelen mejorar con el HIFU por lo qué recomendamos administrar botox en lugar de realizar éste tratamiento.

Sí desea mas información por favor escriba al médico por whatsapp al 678748204.

¿En que podemos ayudarte?
Call Now Button